Horas del mundo

lunes, 20 de octubre de 2008

Excursión a Garni y Gerhard



¿Cómo va la cosa????
Bueno, por aquí hemos tenido un fin de semana interesante que por supuesto os paso a relatar a continuación.
Por cierto, que me han llegado ciertas quejas de que el blog no se actualizaba lo suficiente así que os informo que voy a intentar subir unas cuantas fotos y actualizarlo con cosas interesantes todo lo que pueda.
Este domingo hemos ido de excursión a Garni (único templo pagano que queda en Armenia) y a Gerhard (primer templo de la era cristiana). En Garni, el templo heleno se conserva bastante bien. Tiene 24 columnas y está por dentro vacío. Allí compramos unos dulces típicos como pan de leche y un pan de albaricoque.
Todo esto está situado en unas montañas preciosas a las afueras de Ereván. Gerhard, por si a alguien le interesa la historia, es de los primeros templos cristianos construidos aquí y en todo el mundo, porque como ya sabéis los que nos seguís a diario Armenia fue el primer país en adoptar el cristianismo como religión oficial allá por el 300 DC. Estas iglesias están excavadas en las rocas de las montañas y los monjes vivían en cuevas todo el año. El sitio es espectacular y muy bonito. Gerhard significa la punta de la lanza, ya que se supone que en esta iglesia se guardaba la punta de la lanza con la que se supone que comprobaron que Cristo estaba bien muerto. Primero, una alumna le regaló a María un collar de frutitas, que veréis en las fotos si os fijáis, que son comestibles, aunque no estaban muy ricas. Después entramos en la iglesia excavada en la piedra. Pusimos velas como en Hitzmiatzin. Después nos lavamos en una fuente de agua que hay dentro de la iglesia que dicen que viene de Dios y que es muy buena. Tiramos unas monedas para pedir deseos. María le dio en la cabeza a una señora. Jijiji. Aquí había muchos sitios para pedir deseos y estas cosas (aquí son un poco supersticiosos). Había un árbol en el que la gente ataba sus pañuelos y pedía un deseo. Por supuesto que María pidió un deseo y dejó su goma del pelo atada. Compramos, más bien, Tigrán nos regaló una flauta típica armenia. Por cierto, una de esas tradiciones consistía en meter una piedrita en un hueco de la pared, maría metió dos y yo una :)
Luego bajamos y paramos en un merendero para comer. Las niñas cantaron, bailaron… están un poco locas. (Se me olvidó comentar que fuimos con Tigrán y unas alumnas de María, todas muy majas). En el autobús, el conductor hizo de DJ, íbamos por una carreteriña de Dios super llena de baches, jejeje, y bailamos Kochari y otras músicas armenias, pero lo mejor es que casi nos caemos todos en medio de tanto bache. Las alumnas grabaron todo en la cámara de vídeo.
Al llegar, dejamos a las niñas camino para su casa y nosotros (Tigrán y nosotros)fuimos a una súper cafeta aunque el helado que se comieron no estaba muy rico, mi pizza de quesos llevaba champiñones, osea que… después fuimos a tomar un café a una cafeta donde hay libros para montar allí nuestro club de lectura. El primer libro será el Otoño del patriarca. Ya os contaré qué tal sale eso. Esta semana María está intentado organizar un ciclo de cine en la embajada de Brasil, parece que va a salir.
Aquí os dejo unos ejemplos de nuestra pequeña excursión. Luego las pongo que ahora no sé porqué no me deja

No hay comentarios: